Esencia de Madrid

Urbana y Dinámica

29,90 €
Impuestos incluidos

¿A qué huele Madrid?

Una colonia "fresca, urbana, dinámica y con una gran fijación" - Mara Arranz

Con aromas a violetas, un toque de gálbano, con ligeras pero claras reminiscencias de musgo de encina.

Nos trasladará a "una ciudad mágica, cosmopolita y moderna, pero que nunca pierde de vista sus orígenes ni su capacidad de mirar al futuro", según relata su creador, el perfumista Jimmy Boyd.

Tamaño
Cantidad

SUPONAGAMOS QUE HABLAMOS DE MADRID

Rincones con aroma a violeta se convierten en seña de identidad de Madrid. Una personalidad propia que se diferencia de las 'otras ciudades'.

Los habitantes de Madrid, de diversas trazas y procedencias, se mezclan con la antigëdad de esquinas dobladas por el tiempo. Recorrer las interminables calles de Madrid es, sencillamente, indescriptible.

Es posible amar su belleza contemplando la romántica que se respira; en los bancos del jardín botánico, en las pequeñas estancias del museo romántico de la calle San Mateo o en las terrazas de algunos de sus cafés.

El renacimiento de una ciudad atrapada en una composición original que nos evoca, en ocasiones, a Grey Flannel.

Ni fresca ni perfumada, porque es fresca y perfumada a la vez.

Ni para mujer ni para hombre, porque puede vestir a ambos.

Esencia de Madrid escribe versos. Manda ramos de violeta y los luce en el ojal.

"En Madrid aparecen las violeteras

Que pregonando parecen golondrinas

Que van piando, que van piando."

¿CÓMO LLEGÓ JIMMY BOYD A LA FRAGANCIA?

Para llegar a este aroma suave, "integrado en el campo y con un aura de romanticismo", Jimmy Boyd estudió la personalidad del madrileño y su carácter "nostálgico" e "histórico", y esto lo tradujo en olor. "Esta es la singularidad de Madrid", añade el perfumista.

Pero un perfume es algo más. Cuando la asociación (APDCAM) decidió crear la fragancia, necesitaban contar con un envase moderno y acorde con el aroma. Fue Jimmy quien encargó el diseño al polifacético ilustrador Mauro Entrialgo. El artista español que ha realizado carteles de películas, festivales de música y portadas de discos, aceptó el reto.

MAURO ENTRIALGO

"Rechacé inspirarme en monumentos y simbología oficial por resultar evidentes y fríos", recuerda el autor del dibujo. Así que Mauro se acordó de la madrileña canción de 'La violetera' de José Padilla e imaginó "su figura con el olor de los clásicos caramelos de violetas para su icono". Coincidía con el aroma a violetas de la fragancia, por lo que el dibujo se inspiró en esas flores. Mauro se decantó por un estilo sobrio y "alejado de las representaciones más folclóricas del personaje de la vendedora de violetas con su cesta de flores", que finalmente sí se destinó a los carteles ubicados en los puntos de venta. En el frasco, de línea recta y parecido a una botella, es donde aparece el cesto de violetas.

ESENMAD200