1000 EDT, 75ml · Patou PATOU
  • 1000 EDT, 75ml · Patou PATOU

1000 EDT, 75ml · Patou

Profunda · Oscura · Preciosa

108,00 €
Impuestos incluidos

Un aroma con curvas y glamour.

Profundo, oscuro, precioso... "1000" es un perfume que desafía la categorización.

Contiene todo el glamour de la vieja escuela que una persona es capaz de soportar y eso es, justamente, lo que lo hace interesante. 

Ciertamente, se pueden encontrar muchos otros perfumes "dramáticos" con ese toque vintage, pero "1000" comparte podio con los más importantes.

"1000" pertenece a una generación de perfumes que siguió el dictado del MÁS ES MÁS y hay que estar muy preparado para ello.

Tienen que gustar desde el crujido almidonado de los aldehídos, la riqueza mantecosa de la rosa y el muguet, el peso de las maderas cremosas y la oscuridad tintada del musgo de roble.

¡No escatima en nada! Cosa que lo hace divertido y desafiante a partes iguales.

imagen y semejanza

1000 de Patou



Cantidad
Disponibilidad: Últimas unidades en stock

PROFUNDA, OSCURA, PRECIOSA

"1000"

Cuando uno se acerca a la perfección, alude a algo totalmente sublime.

"1000" es cautivadora, seductora E hipnótica.

UNA FRAGANCIA CON PEDIGRÍ.

OPT 1000 de Patou

CHIPRE · FLORAL

GLAMUROSO · MAJESTUOSO

AÑO: 1972

NARIZ: Jean Kerléo

"1000" es el epítome de la elegancia. La opulencia del buen gusto, en la forma y en el fondo...

Éste es uno de los perfumes más extraordinarios creados durante la última parte del siglo XX y, no sorprende saber que, se necesitaron más de diez años para perfeccionar esta joya aromática.

¡Y NO! No fue concebido ni creado para un mercado de masas. Es más bien un homenaje; la contrapartida moderna de la obra maestra creada más de 40 años antes: →  JOY, el que fuera la auténtica estrella de los años 30. ¡El perfume más caro del mundo!

Las similitudes con JOY son evidentes en la presentación, el diseño y el uso liberal de elementos raros en la fabricación del perfume.

El pedigrí por sí solo no asegura la longevidad de ningún competidor en esta industria de la moda, la belleza y las tendencias inconstantes, para nuestro disgusto colectivo, ya que muchos de los favoritos de antaño han desaparecido debido a la inaccesibilidad de las esencias, los absolutos y las materias primas, o simplemente han sido abandonados o descatalogados sin contemplaciones.

"1000" es básicamente una fragancia con pedigrí compuesta principalmente por componentes raros, exóticos y naturales.

Clasificada como Chipre · Floral, que tiende más a las notas musgosas y amaderadas entrelazadas con facetas de floralidad oculta, su estructura es tan compleja que al principio uno se queda perplejo tras aplicar este magnífico jugo.

¡Son tantas las cosas que aquí suceden!

La fragancia se abre maravillosamente tras un fuerte bombardeo de notas florales de salida bastante densas y agresivas, aunque bajo el ramo puedan olerse aromas de paz.

El Osmanthus parece impartir un olor a aceituna verde ligeramente cremosa con matices de albaricoques (chabacano) maduros, jazmín de Grasse y rosa como notas de corazón florales primarias...

La Violette odorata concreta y la angélica también añaden peso a esta combinación dulce pero nunca empalagosa.

Su "dry down" (secado) final, perfectamente construido y completo, es asombroso. Tanto, que es difícil encontrar otro remotamente similar en el mercado.

La única contrapartida de esta belleza natural es la necesidad de tener una personalidad fuerte para vestirlo; ¡UN PRERREQUISITO NO NEGOCIABLE!

Para vestir "1000" es necesario tener una personalidad fuerte;

¡UN PRERREQUISITO NO NEGOCIABLE!

Pero esta es una fragancia tan única que desafía la descripción y, aunque no sea fácil de llevar, es de una elegancia refinada y nunca abrumadora. 

Austera, grandiosa, inflexible y muy femenina, nunca es aburrida y no se desvanece de forma sórdida. ¡Muy al contrario! Su estela es absolutamente animal y cívica.

Con tan ilustrado sillage, los que se ecuentren a su alrededor sentirán delicadamente que se trata de La Perfumería en su máxima expresión.

Llevar '1000' es algo que va en contra de las tendencias y es deliberadamente excéntrico.

Sobre la composición...

Cuando el nariz Jean Kerléo se puso a organizar el enorme saco de ingredientes caros, tan rico y complejo era, prácticamente, imposible editarlo para que cada producto brillara por sí solo. Entonces, decició darle un principio, un medio y un final coherentes; una estructura que lo mantuviera todo unido.

La fragancia presume de hectáreas enteras de rosas y jazmín de Grasse, así como de campos de osmanthus en China que Patou, supuestamente, tuvo que comprar para conseguir suficiente osmanthus para la fórmula.

Pero lejos de ser la cornucopia orgásmica floral que cabría esperar, en un combate inicial las flores y la fruta se anulan unas a otras dejando sólo la sensación de su riqueza; la esencia de cada una subiendo a la superficie, como el aceite sobre el agua. La excelencia es aquí escrupulosamente medida y el protagonismo inteligentemente seleccionado. Si en la base del preludio impera el Osmanthus, sobre ella destacarían las hojas de Violeta que, frescas y metálicas, brillan solemnemente en la parte superior. El suave terciopelo del albaricoque lo ligará todo.

Esta apertura es impactante y, sí, completamente fuera de las tendencias de la perfumería moderna.

En el corazón, una orquesta de flores caras: rosa, jazmín, iris empolvado y geranio elevan su voz hacia el techo como una sola. Pero el efecto sigue siendo suave, sottovoce. Un delicado indicio del jabón oscuro de muguet y un emocionante parpadeo del carácter del jazmín. Un coro de flores que se mezclan para que ninguna nota se distinga; conteniendo sus egos y exprimiendo sus personalidades.

En el corazón se contienen los egos de las flores, exprimiendo sus personalidades.

Un leve pinchazo marca la transición hacia el fondo, añadiendo a la composición un cálido resplandor animal, como la miel cruda o la saliva de una piel recién lamida. Las flores, ahora pervertidas, se funden en un secado dorado y musgoso que contiene mucho musgo de roble, pachulí al estilo de los años 70, ládano y sándalo. Curiosamente, el musgo de roble añade profundidad y sombra, pero no amargura, como si el amargo de hierbas y la hoja de violeta hubieran desempeñado suficientemente ese papel al principio.

Su textura es ahora cremosa, pero también terrosa, musgosa y leñosa, con suficientes flores persistentes para un ligero alivio.

Es en esta etapa, es en la que se aprecia la relación familiar con el floral mucho más suave y solitario de →  JOY.

El fondo y el secado son de un resplandor animal, como la miel cruda o la saliva de una piel recién lamida.

Este es un perfume de verdadera belleza.

Una bocanada que deleita las fosas nasales.

un estallido aromático grabado y medido con una precisión inusual.

· PIRÁMIDE OLFATIVA ·

JP82418931

Ficha de datos

¿PARA QUIÉN?
Para Ella
TIPO DE PRODUCTO
EDT - Eau de Toilette
TAMAÑO
75ml
NOTAS DE SALIDA
Osmanthus · Violeta · Albaricoque (chabacano)
NOTAS DE CORAZÓN
Rosa · Jazmín · Geranio · Lirio de los valles (Muguet)
NOTAS DE FONDO
Sándalo · Pachulí · Ládano · Musgo de Roble